Somos lo que hacemos.


A veces somos roca, a veces aire, a veces agua ...


A veces somos personas.


Cuando seamos personas de roca, de aire o de agua.


Solo entonces.


Seremos nosotros.



ÁNDARA ( MACIZO ORIENTAL DE LOS PICOS DE EUROPA )


Montañas, minas y leyendas ... bienvenidos a Andara.

Salimos desde el Collado del Hoyo del Tejo ( más conocido como Jito de Escarandi ), en dirección a la zona del Pozo de Andara, siempre acompañados por la sombra de la leyenda de la Osa del mismo nombre ( mitologia de Cantabria )  situada en la zona donde vamos a dormir ...

Un calor sofocante nos recibe en este pequeño gran Macizo de los Picos de Europa, el mas pequeño de los tres, el mas desconocido frente a las importantes rutas y montañas de los otros macizos cercanos y quizás uno de los mas interesantes por su belleza y tranquilidad, y por su carisma particular debido a las importantes labores mineras explotadas en tiempos pasados.

Ascendemos por la  pista en buen estado, que antaño servia para descender minerales, cercana a la Majada de la Jazuca, ascendiendo suavemente y pasando junto al refugio del Casetón de Andara ( La Casa Blanca ) hacia el Collado de La Aldea donde nos desviamos hacia el Pozo de Andara, pasando junto a las minas de Mazarrasa, que dejamos a nuestra izquierda hasta llegar a la Majada Troglodita del Redondal. Este sera nuestro punto de referencia para conocer este macizo durante estos dias. Un lugar mágico, singular y de una belleza inusual.

Majada troglodita.
Un gigantesco caos de bloques desprendidos de las peñas ( Cueto de los Senderos), esconde gran cantidad de pequeñas viviendas de remoto origen, un poblado de alta montaña que debió ser muy importante a decir por sus cerramientos de piedra, su estructura y su aspecto. Sus últimos habitantes en el siglo pasado apenas hablaban con los mineros que compartian sus espacios mas cercanos ...

Pozo de Andara
Tras la inolvidable noche entre rebecos y peñascos decidimos ascender a la Pica de los Campos ( más conocido como Pico Valdominguero con 2.265 m. ). Salimos desde la majada del Redondal y remontamos una gigantesca pedrera inestable hasta los restos de una apreciable senda labrada también minera con marcas rojas ( Traviesas del Grajal de Abajo ) que nos conduce hasta el borde de un peñasco que ascendemos por marcado sendero ( Los Vallejucos ), pasamos junto al gran Jou Lleroso con sus rebecos a la fresca de los neveros. En poco tiempo llegamos a los campos y el Collado de Valdominguero, pasando junto a su espectacular Piqueta del Valdominguero y ascendemos por una vira diagonal con precaución hacia la cima para contemplar unas vistas magnificas de todas las montañas que  nos rodean.


Ascenso de la vira lateral del Valdominguero.
Cima del pico Valdominguero.
Descendemos por el mismo itinerario, observando gran cantidad de plantas y mariposas. Una explosión de vida rodea las grises y duras rocas. Antes de llegar de nuevo al Redondal, recorremos la parte alta del complejo de las minas de Mazarrasa, entrando en algunas de sus galerias ( atención, peligroso ! ). El macizo de Andara esconde demasiados secretos bajo sus piedras...

Recorrimos el sector de las Minas de Mazarrasa.


En Ándara se explotaron yacimientos de blenda acaramelada (sulfuro de cinc) y calamina (carbonato de cinc anhidro), que son minerales de los que se extrae el cinc. A finales del año de 1856, dos compañías mineras se establecieron en la zona.
La primera de ellas, La Providencia. Sociedad de Minas del Océano, fue fundada por un grupo de inversores madrileños y asturianos presididos por Eduardo Fernández San Román, Mariscal de campo de los Ejércitos Nacionales, secundado por varios miembros de la familia Noriega, oriunda de Colombres (Asturias). La segunda, en las mismas fechas, fue La Esperanza, perteneciente a los hermanos Ramón y Manuel Pérez del Molino. Esta cambió su nombre en 1888 por el de Minas de Mazarrasa, al ser adquirida por el abogado santanderino Juan Manuel de Mazarrasa Jorganes.

Con el descubrimiento de estos yacimientos, comenzaron los trabajos de infraestructura, siendo necesaria una gran cantidad de dinero para la construcción de los accesos a las minas desde La Hermida, que en el futuro tanto incidirían en la configuración actual de caminos y senderos del Parque Nacional.
En el año 1885 la Real Compañía Asturiana de Minas se hizo con la explotación de los yacimientos. Sin embargo, la profundidad que alcanzaron las explotaciones con el consiguiente empobrecimiento de la mena, así como las dificultades que acarreaba la explotación de estos yacimientos (los trabajos de explotación duraban sólo de junio a octubre, debido a los rigores del invierno), llevaron al cierre progresivo de las minas en la década 1930-1940.













LLegamos a nuestro ricon del descanso en el paraiso, continuamos nuestra estancia en el hotel mas lujoso del mundo, rodeados de piedras grandes y pequeñas ... antes de la cena y la oscuridad, exploramos otras bocas de mina, buscamos agua, recorremos rincones que habitualmente con las prisas de las ascensiones no se suelen visitar ...

La cabaña de la piedra de mechero.
Antigua estructura circular ...
Tras una noche algo revuelta .. los rebecos y vacas bajan y revuelven...hay muchos insectos y hace calor ... nos despertamos sin una nube en el cielo y nos vamos a subir el pico Mancondiu que nos ofrecerá unas excelentes vistas de todo el sector minero.

Itinerario de ascenso y descenso.
Trepadas en la zona alta antes de la cima.
Desde la cima ... 360º sin desperdicio ...
Tras el ascenso de esta bella montaña realizamos una ruta para conocer las minas de la Providencia, pasamos por el collado de Trasmacondiu en dirección a las Vegas de Andara pasando junto a la Fuente de la Escalera con sorprendente y abundante  agua donde podemos refrescarnos para continuar hacia la Cuesta de la Escalera en dirección a la Vega del Hoyo oscuro, con la amplia muralla que la delimita con el pico de la Rasa de la Inagotable y el Castillo del Grajal en dirección a las ruinas de los barracones mineros y todas sus labores hasta el Collado de la Aldea y retornar de nuevo hacia el Pozón. Una ruta poco habitual fuera de las estrictas subidas senderistas ... 

Fuente de la Escalera. Un oasis en el desierto.

Las minas de la Providencia.




Meteorizaciones en la roca ( oxidos y limonitas )
La Rasa de la Inagotable.
El Castillo del Grajal con el gigantesco bloque desprendido de su cima.

Restos de los barracones-viviendas-almacenes de las minas. Plana mayor de las minas de la Providencia.


Ándara es el centro principal de explotación de zinc en los Picos de Europa. Dos grandes construcciones bajas y estrechas se alinean en un circo desolado. Una es la casa del personal directivo, otra sirve de almacén y habitación a los mineros.
(http://bocos.com/paginas_picos/I_minas_de_la_providencia.htm)

Bocaminas. De todas formas y tamaños, verticales y horizontales. Un inmenso laberinto en las rocas nos hace adivinar los kilometros de galerias que pueden existir bajo tierra, y las grandes simas con las que se conectan en algunas ocasiones como la sima sel sistema de la mina Sara o de la mina Tere. Un autentico paraiso desconocido para la mayoria de nosotros.


SIEMPRE ANDARA ... verde sobre gris. La antigua superficie del lago de Andara que desapareció en 1911 y que pronto volvera a llenarse de agua.


La sombra de la leyenda: la osa de Andara
La Osa de Andara en la mitología cántabra es un ser que habita los picos de Europa, en la región de Andara.
Es una mujer-osa, que desaparece con la llegada de las nieves, pero vuelve a aparecer con el buen tiempo para reanudar sus fechorías. Tiene la cara de mujer madura sin serlo y algo desdibujadas las facciones, cuando se enfada bizquea; tiene unas manos enormes de color oscuro, es brava y forzuda, pero rara vez demuestra su agresividad. Su cuerpo está cubierto por un traje viejo y vulgar, los cabellos son largos y de color oscuro, sus brazos y piernas están cubiertos del mismo pelo que tienen los osos.
Se alimenta normalmente de leche, castañas, raíces, maíz crudo y bayas de ciertos árboles y, a veces, de algún cabritillo

Volvemos a nuestra base de estos dias en la zona del Pozo de Andara y seguimos mirando y visitando aquellos lugares que habitualmente no se conocen ... cada lugar esconde algún secreto del pasado. 

Un resguardo a la sombra ... dentro de las cabañas cueva... quizas se usaron  para guardar quesos, quizas para habitar en verano junto al ganado.

Las cabañas-cueva, bajo la gran cueva que posiblemente de el nombre a la peña en que se encuentra ( Cueto de la Cueva), donde se encuentra un gran edificio en ruinas con toda seguridad relacionado con la mineria. Hay quien la llama la cueva del cementerio de los rebecos. Podria ser el escenario de una pelicula, un lugar lleno de magia y unas vistas muy especiales sobre el macizo.


La espectacular Parnassius Apollo.


Otras montañas ascendidas:

Samelar, Sagrado Corazón, Junciana, Grajal, Jierro, Silla Caballo, Morra Lechugales, Cortes, jiso , etc.

Gentiana Verna ( genciana de primavera )

Aquilegia Pyrenaica.
Linaria Filicaulis o mosquitas cantabricas.





Fecha: 12 a 15 de Julio 2015.

1 comentario:

  1. Excelente entrada, ojalá volvamos a ver ese lago lleno.
    Saludos.

    ResponderEliminar